« Desde el septimo piso | Inicio | No se olviden. »

mayo 04, 2003

Comentarios

José

El relato del gimnasio me parece fantástico, y a mi entender demuestra una vez más que a pesar de las diferencias culturales las vivencias, espectativas y sueños siguen siendo universales.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Search Site


Acoplamientos

Credits

Blog powered by Typepad
Miembro desde 07/2003