« ESTA NOTA FUE PUBLICADA EN | Inicio | Glace (por Luanda) »

marzo 31, 2003

Comentarios

Martn

Hola Caro: ¿Qué es la felicidad?
Me parece que como toda palabra abstracta no tiene significado ni definición salvo para aquellos que dicen o creen ser felices y, por lo tanto, varía según la situación de cada individuo.
A mi, por ejemplo, me cuesta muchísimo poder definir esta palabra ya que es muy difícil explicar con palabras algo que "se siente". Yo soy un tipo feliz y siento mucha felicidad en mi vida, que por cierto ha sido bastante sacrificada. Todos mis esfuerzos siempre fueron para superarme y alcanzar cierto bienestar para mis seres queridos. Todo ese camino recorrido hasta el momento es el que me hace seguir adelante sin bajar los brazos aún en los fracasos.

Creo que la felicidad es una necesidad y no un deber o una obligación, es un estado general que te hace sentir pleno de alegría y con ganas de contagiar a quienes te rodean. Es un estado de completitud tan grande que hace que uno vea las cosas de manera positiva y quiera que otros tengan la misma sensación, te hace ver el sufrimiento ajeno como algo ingrato, injusto y sin sentido.

Muchas veces pienso ¿porque yo soy feliz y mucha gente no puede serlo?. No soy más ni menos que otros, simplemente digo y hago lo que pienso y lo que siento; creo, en gran medida, que cada uno es el hacedor de su propio destino y por lo tanto todo lo que pensamos, decimos y hacemos determina si estamos en el camino correcto. Camino que al ser transitado no debe interferir ni complicar a los demás, sino todo lo contrario, debemos ayudar a otros y ser solidarios en la medida de nuestras posibilidades.

Es muy difícil explicar todo esto. Soy feliz desde el momento en que dejé de padecer el sufrimiento ajeno como si fuera mío( no por egoísmo sino simplemente por instinto de conservación).
Me parece que la gente desdichada lo es porque no se compromete lo suficiente para hacer realidad sus sueños. No toma decisiones en su vida y pretende que los demás lo hagan para luego tener de que quejarse sin hacerse cargo, y todo lo que hacen lo hacen sin medir consecuencias propias y ajenas.

La persona que es feliz, trata que los demás también lo sean( o al menos que dejn de sufrir) y, por el contario quienes no lo son solo se empeñan en contagiar su infelicidad y frustración de manera destructiva.

Los que somos felices tratamos de construir, de mitigar el dolor ajeno; tratamos de escuchar, de comprender, de perdonar, de amar cada día y, al cerrar los ojos para dormir conciliamos el sueño con la conciencia tranquila.
Los que no lo son destruyen y causan dolor a los demás, hacen guerras, matan, odian y seguramente su conciencia no los deja dormir y, si lo hacen, es porque no tienen conciencia.

Pido perdón por estas líneas tan desordenadas y agradezco a quien está del otro lado por el simple hecho de estar allí.

Un beso grande. Martín

Bea

Querido Martin:
No te imaginas lo de acuerdo que estoy con vos.
Un saludo enorme y gracias por todas tus lineas

Nacho

Hola Caro, Hola todos: No comparto para nada lo que dice el libro que se menciona. El sufrimiento no sirve para nada. Quizás sufrir temple el espíritu, pero sólo si uno le da batalla. Sino, no sirve para nada. El sufrimiento desgasta, corroe, destruye. Y de ahí surge, creo yo, el valor positivo que se le da a la felicidad como fuente de bienestar.
No creo en la obligación de sufrir para lograr la felicidad ni que Cristo haya enseñado que para hacer el bien haya que sufrir. Las flagelaciones fueron invento de los fanáticos allá por la edad media... Además, es un contrasentido: el que está mal no puede ayudar a nadie.
Por último, me parece que lo que los occidentales no podemos soportar es la doble moral demostrada por siglos, el doble discurso que nos ha caracterizado como cultura. Porque los verdaderos mandatos judeo-cristiamos son bastante diferentes a las banderas que se levantan como "civilización occidental" ¿dónde encontramos en occidente la aplicación del mandato mas fuerte: Amar a tu prójimo como a Tí mismo?
El tema es demasiado complejo y subjetivo me parece, pero no queria dejar de entregar mi opinión.
Y como dijo Martín. Perdon por el desorden de ideas. Pero es como me fueron saliendo.
Besos y abrazos.
natx

Alberto

Mariana: te pido que si malinterpreté tus palabras me lo aclares, ya que no me gusta decir pavadas. Estimo las palabras de Simone Wiel como descertadas, como mínimo. Las estimo como de alguien que realmente ha leído las palabras de Jesús de manera en extremo superficial, si es que se ha dignado leerlas. O que no ha entendido ni un ápice de lo que Jesús decía, en su defecto.
"Pocas religiones han insistido tanto en la basura humana ni han manifestado tal sadismo de la piedad", declara Wiel. Te pido me traduzcas el significado de esta frase, porque yo la interpreto como de un egoísmo atroz.
Lo que Cristo enseñó es la igualdad y fraternidad entre los hombres, y el valor de ser solidarios. Si eso es incorrecto y criticable, entonces empiezo a entender un poco mejor por qué estamos como estamos. Y antes de hablar con tanta liviandad de lo que Jesús dijo o dejó de decir, sería importante tomarse el trabajo de leerlo, algo que pocos hacen aunque después hablan del tema hasta por los codos. Una cosa es lo que la Iglesia haya hecho o dejado de hacer, el uso que la haya dado a esas palabras. Pero otra cosa muy distinta son las palabras en sí.

Pilar

Estoy totalmente de acuerdo con Alberto; yo , pese a ser criada en colegios católicos no soy una experta en la materia, pero hasta donde yo sé, lo que Jesús predicaba era para lograr una vida más plena, más solidaria, más feliz para el hombre y la comunidad.-
Lo que hayamos hecho los que vinimos después ( Iglesia, feligreses etc. etc.) no puede equipararse con lo que decía Jesús.-
Cariños.Pilar.-

Pilar

Quería saber si alguien más recibió un e-mail de una señorita llamada Adriana Sienes; parece que a esta buena mujer le molesta que uno opine en los foros y me ha enviado un mail diciéndome que hay una guerra y que a quién le interesa lo que yo pienso y que soy una egocéntrica.-
La verdad en cierto modo tiene razón, ante el horror de una guerra , no hay nada que importe más que la vida de esos seres que están sufriendo, ahora bien, si mi opinión no importa, la de ella.........a quién le interesa, o sea, quién es la egocéntrica.-
Dios mio, que mal ha de estar!!!!!!!!!!!.-
Estos foros son abiertos, cada uno puede decir lo que le parece , y al que no le guste que no lo lea, sencillamente, y que no lo utlice para enviar comentarios que demuestran su falta de cerebro a aquellos que participamos de buena fe y dejamos nuestros e-mails en la convicción de que quien los utilice lo va a hacer para algo positivo.-

Nacho

Allá por los 80s, una canción decía "Do'nt worry, be happy" (no te apenes, sé feliz).
Hace poco, me enteré que el famoso "Ladran, Sancho. Señal que cabalgamos" en relidad no forma parte del texto del Quijote....
Creo que soy claro, Pilar.

Besos y abrazos.
natx

PD: Caloi tenía una adaptación del quijote (la recibí alguna vez en una tarjeta de salutación) donde el diálogo era: "Ladran, Sancho" - "Deben ser perros, Señor"..... Quizás es mas apropiado recordarlo ¿no?

adriana

-"Ladran, Sancho"
-"Deben ser perros, Seños..."
besos a todos los perros

Pilar

Creo que tienes razón Nachete, gracias; es que simplemente me parecía mentira que alguien pueda ser tan descerebrado como para enviar mensajes y seguir ( he tenido que bloquear su dirección);pero como dice el refrán " hay de todo en la viña del Señor ".-
Mientras tanto, espero que Carolina siga bien, que es la que está arriesgando el pellejo.-
Besitos.

adriana

"Ladran, Sancho" - "Deben ser perros, Señor"
me sorprende que a pilar le enoje tanto algo que "le chupa un huevo"

Pilar

CONTRA LA ESTUPIDEZ HASTA LOS DIOSES LUCHAN EN VANO - SCHILLER.-

Mario

La felicidad son instantes, muy pequenos. Son como raptos de luz que iluminan tus emociones. Eso, nos condena a tener que enfrentar la tragedia y el desafio de lidiar con la monotonia, lo gris, lo opaco, en donde transcurrimos la mayor parte de nuestra existencia.

Gonzalo

Si la felicidad está compuesta de raptos, de momentos de luz en medio de una existencia oscura, qué mejor que enfrentar esa oscuridad para "encender" esa luz?
Claro que es mucho más fácil quedarse en la oscuridad, es más cómodo esperar que alguien nos rescate, es más fácil decir "por algo Dios me está poniendo esta prueba". Por qué no dejamos a Dios (o el nombre que le quieran poner) tranquilo para que pueda ocuparse de lo que realmente tiene que ocuparse y nos ponemos, con todos nuestros actos, palabras y pensamientos (porque el poder del pensamiento está demasiado subestimado ultimamente) a iluminar nuestra vida con la felicidad, que como bien dijo Martín al principio, es individual de cada uno, pero muchas veces coincide con el bien común.
Les mando un abrazo a todos y espero que estén bien, estén donde estén!!!
Y a Caro especialmente, toda la fuerza y la luz desde acá!

Gonza

Paula

Apreciada Carolina:
Es toda una novedad que despierta interés esto de las weblogs. Tu trabajo es muy loable.

Sin entrar en cuál es el origen o naturaleza del mandato de ser feliz o su vínculo con la religión (¿o ese era el punto? en fin...), pienso que igual es interesante ver los caminos posibles para lograrlo. Siento que uno es ir en busca del sentido último de la vida, de ser consciente de por qué y para qué se vive cada día. Al lograr esto, al encontrar el propio (y muy individual) norte, viene una lucha maravillosa: el seguirlo, el ser capaz de ser coherente con aquello que se consideró noble, justo y bueno. Y siento que en esos momentos la vida nos brinda una porción de felicidad: al cumplir conscientemente con ese propósito que le da sentido real a la propia existencia.
Siento que sólo de uno mismo depende que sean segundos, horas o días.
Toda una gama de emociones contrarias a la felicidad cuando nuestro actuar desmiente a las palabras y estas al pensar.

Con afecto.

Los comentarios de esta entrada están cerrados.

Search Site


Acoplamientos

Credits

Blog powered by Typepad
Miembro desde 07/2003